Primer principio fundamental de la magia. La Ley de Atracción

LOS PENSAMIENTOS (MIS PENSAMIENTOS)= LEY DE LA ATRACCIÓN

Dicen que hay que tener cuidado con lo que se desea, no vaya a ser que se cumpla.

«Los pensamientos son cosas», 

cosas muy poderosas que cuando se combinan con la exactitud del propósito adecuado, 

la perseverancia, la constancia y un gran deseo, 

acaban materializándose de alguna manera.

Pero muchas veces esa materialización no es en la forma o manera que nosotros deseamos, probablemente porque en esa forma no nos conviene por mucho que nos empeñemos, y nos la entregan como realmente sí nos beneficia, aunque en ese momento no comprendamos el motivo.

Piensa que todo tiene un porqué, más bien un para qué, y nada sucede por casualidad. Es tu deber controlar tus pensamientos para atraer SOLO LO MEJOR para ti, y para los que te rodean.

La Ley de la Atracción dice que en lo que tú «vibras» (piensas y sientes), eso atraes para ti, porque tú estas resonando (vibrando) en eso.Tus emociones son indicadores precisos de tu frecuencia vibratoria. Por consiguiente, son un reflejo de tu actual punto de atracción. Te ayudan a saber en todo momento si facilitas o impides la consecución de tu deseo: 

– Si tus emociones son intensas, indican que sientes un deseo intenso.
– Si tus  emociones son débiles, indican que tu deseo no es intenso.
– Cuando tus emociones hacen que te sientas bien, facilitas la consecución de tu deseo.
– Cuando tus emociones hacen que te sientas mal, impides la consecución de tu deseo.
– Las emociones de ambigüedad o duda paralizan la consecución de tu deseo.

Desde este momento te recomiendo que empieces a prestar atención a lo que sientes y deja que todas tus emociones te orienten y cumplan con su papel de valiosos indicadores.

Recuerda que los sentimientos, emociones y reacciones de nuestro cuerpo, el cómo nos hace sentir algo, son los que te hacen elegir el camino correcto, si les prestas atención. Pero muchas veces, por adaptarnos al sistema, ahogamos nuestros sentimientos para poder continuar por el camino que se nos marca en vez de continuar por el que nos indica nuestro radar interno. Nos empeñamos en seguir por un camino cuando las señales nos están diciendo que es por el otro. 
Las sincronicidades en conjunción con esas señales y su efecto es comparable a cuando empiezas a practicar Feng Shui. Al principio las consecuencias de los cambios son como un terremoto, pero después viene la calma y cada cosa que no te permitía avanzar se pone en su sitio, cada situación, cada persona. Sale de tu vida quien menos crees y aparece quien menos te esperas. Doy fe de ello.

Solo se trata de volver a nuestro centro y escucharnos, sobre todo a nosotros mismos, oír lo que nos dice nuestra brújula interna. El truco es hacer menos caso al pensamiento y prestar más atención al sentimiento. Física Cuántica, Magia, Ley de Atracción, llámalo como prefieras. Las señales te indican cómo conectar con tu destino. Te dicen cuando algo va por buen camino o no. 

Echa la vista atrás y analiza tus experiencias. La vida da muchas vueltas pero todo siempre es por una razón que tarde o temprano acabas descubriendo.

Textos, imágenes e ilustraciones extraídos de MANUAL DE BRUJA © de GLORIA JEREZ

* Reservados todos los derechos. El contenido de este manual no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente, sin el permiso previo del titular de los derechos de la propiedad intelectual.

Puedes leer más en Manual de Bruja donde aprenderás muchos rituales prácticos, los principios básicos que toda Bruja debe saber, amplia información y consejos para que seas capaz de confeccionar tus propios rituales y, por supuesto, iniciar tu camino como Bruja.

Se nace Bruja, sin duda, pero toda Bruja necesita de otra Bruja Madre o Guía que le ayude a encontrar su propio camino y recorrer su propio sendero.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.