*Ceromancia

Las velas nos hablan a lo largo de todo su proceso mágico, nos explican lo que sucede a través de la llama, las lágrimas que van cayendo por los laterales o los restos de cera que dejan al final, por ello una vela nunca debe dejarse colocada dendro de la funda que traen, sobre todo los velones, ni dentro de ningún recipiente que obstruya la marcha de la cera, para que se pueda crear el dibujo final que nos dará el mensaje. Tampoco debemos tenerlas en lugares de paso o con corrientes, pues el resultado final se vería modificado.

Nunca deberemos usar una vela partida, que se nos haya caído y se haya roto o que cuando llegue  nosotros le falte alguna parte.

Interpretación de la llama: 

– Aparición de un punto de luz en el pabilo: Éxito en los asuntos solicitados. 
– Aumento de la luz de forma espontánea o repentina: Hay que replantear la petición, peligros inminentes. 
– Crepitación sin chispas: Dificultades diversas o de índole general. 
– De derecha a izquierda: Dificultades en la petición. 
– De izquierda a derecha: Cambios positivos. 
– Desprendimiento de chispas: Nos hablan de fallos y errores que afectarán a terceras personas en la consecución de nuevos trabajos y/o proyectos, o que no está bien realizado el trabajo mágico, en alguna parte del ritual hay algún fallo.
– Elevaciones de la llama: Todo irá bien. 
– Elevaciones y descensos: Altibajos presentes durante el proceso del trabajo mágico, debe reforzarse y buscar apoyos, tanto físicos como energéticos. 
– Espiral o zigzag: Los enemigos actúan contra el peticionario (el que solicita la petición). 
– Extinción repentina de la llama: Fracaso en la petición. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página.