Energía positiva y autoestima

Empieza a poner en práctica cada uno de estos consejos. Utiliza estas ideas para potenciar ese poder y mantener altas tu energía positiva y tu autoestima:


1- Practica la compasión, primero contigo. Sé indulgente, respetuoso y comprensivo contigo mismo/a cuando cometas o hayas cometido algún error o equivocación. Igual que practicas el perdón, el respeto y la compasión con los demás, practica contigo.

2- Enfócate en tus cualidades positivas y tus éxitos, no en lo negativo. Cuanto más piensas en algo más importancia cobra, hasta el punto de magnificarse, así que piensa en todo lo positivo que tienes.

3- Aprende a decir «NO». A menos que algo se encuentre realmente dentro de tus responsabilidades, no tienes la obligación de realizarlo. Que tu forma de relacionarte con los demás no se base en quedar bien con todo aquel que te rodea. Piensa en ti primero y piensa que para que tu entorno y los que te rodean esté bien, tienes que estar bien tú primero.

4- No hagas caso de las críticas destructivas hacia tu persona. No permitas que te afecten. Niégate a sentirte mal sólo para hacer que otros se sientan mejor.

5- Piensa que los demás son iguales que tú. Sus méritos y cualidades no les hacen más valiosos o más dignos de respeto que a ti.

6- Busca el lado positivo de tus errores. Considera que cada error es una oportunidad para aprender. No te centres en el por qué, sino en el para qué.

7- Reconoce sin miedo tus propios errores. Tanto si aciertas como si te equivocas, tu valía es la misma. Vale más quien lo intenta que quien ni se molesta.

8- La clave es el desapego. Acostúmbrate a ser feliz distanciándote de las emociones negativas. Míralas con perspectiva. Tu estado de ánimo solo depende de ti, de nadie más. Eres tú quien permite que algo te afecte emocionalmente o que no lo haga. Controla, elige y selecciona tus emociones. Tú debes controlar a tus emociones, no permitir que ellas te controlen a ti. Y aléjate de las personas negativas, da igual quienes sean. Elige con quién te relacionas.

9- Deja de insultarte a ti mismo/a. El respeto bien entendido comienza por uno.

10- Trabaja en algo que te guste o dedícale algo de tu tiempo. Te mereces un trabajo o actividad que te guste realmente. A medida que lo desarrolles, descubrirás quién eres.

11- No te preocupes nunca por el tipo de impresión que puedas causar en los demás. Si la impresión que causas en los demás te parece importante, seguramente dejes una mejor si te relajas y te olvidas de ello. Sé auténtica, pero tampoco olvides que nunca hay una segunda oportunidad de dar una primera impresión. Encuentra el equilibrio, en esto y en todo.

12- Mejora tu concepto acerca de lo que te mereces. Tu valía como ser humano te da derecho a disfrutar de lo mejor que la vida pueda ofrecerte. No te conformes con la mediocridad.

13- Acéptate tal como eres. Eres perfectamente útil y aceptable tal como eres, no lo dudes ni por un momento.

14- Recupera tu libertad e independencia. Cuanta más importancia le des a la opinión de los demás, menos libertad te quedará para vivir a tu manera. Cuanto más dependas de alguien, más poder sobre ti le estás otorgando.

15- Reserva un tiempo para ti misma todos los días. Te mereces disfrutar de ese tiempo a diario. Queda a tomar café contigo misma y disfruta de la cita.

16- Pregúntate por qué la gente te dice que les has hecho daño. Cuando se trata de ti misma, tu forma de ver las cosas es lo más importante. Para los demás sucede igual. Cada ser humano vive dentro de su propio paradigma y lleva incluido su propio sistema de valores y creencias, correspondientes al nivel de evolución o conciencia en el que vibra, y en base a la educación recibida por otros seres humanos a los que les sucedía exactamente igual, haciéndolo lo mejor posible. Analiza sin juzgar.

17- Esfuérzate por conseguir lo que quieres. Si de veras deseas algo, lo más probable es que tengas que ganártelo a pulso. Pero te recuerdo que el secreto para conseguir algo es paciencia, organización y constancia.

18- Antepón tu opinión sobre ti misma a la de los demás. Te sentirás mejor contigo si no haces caso de la opinión que los demás tienen de ti.

19- Sé positiva al cien por cien un día a la semana y progresivamente ves eliminando la queja de tu dialogo. Descubrirás que eres más feliz cuando evitas los pensamientos negativos.

20- Sé comprensiva cuando los demás actúen de forma distinta a ti. La gente tiene sus propias razones para comportarse de modo distinto al tuyo. Cada persona habita su propio paradigma. Revisa el punto 16.

21- Flexibiliza tu grado de «perfección» según las circunstancias. Establecer grados de exigencia realistas para ti misma es primordial. Lo contrario es autosabotaje.

22- No te compares con nadie. Eres un ser único y maravilloso, por lo tanto no tiene ningún sentido que te compares los demás.

23- Convéncete de que no es malo ser diferente. Nada de ti te hace mejor o peor que cualquier otro.

24- Evita hacerte daño sin necesidad. Puedes ahorrarte mucho sufrimiento si dejas de hacerte daño a ti misma. Vuelve a leer el punto 1.

25- No cambies tu forma de ser para agradar más a la gente. No necesitas cambiar para lograr que la gente te aprecie.

26- Deja de identificarte con tus acciones. Todos hemos cometido errores, y los seguiremos cometiendo. Aunque a veces hayas actuado de manera imprudente, tu valía como persona sigue siendo la misma.

27- Valora las innumerables decisiones correctas que tomas. Tomas muchas más decisiones buenas que malas.

28- Busca tu propia aprobación, no la de los demás. La aprobación que realmente necesitas has de buscarla en tu interior.

29- Mira por tu salud. Tu salud es ante todo responsabilidad tuya. Recuerda que el templo en el que habitas es tu propio cuerpo.

30- Recibe las críticas con una sonrisa. Siempre te resultará más ventajoso aceptar las críticas con una actitud abierta y relajada.

31- Haz lo que tú pienses y toma tus propias decisiones. Aprende a elegir. Tomar tus propias decisiones te aportará grandes ventajas y elevará tu autoestima.

32- Acepta con agrado los elogios. Cuando se ha hecho un buen trabajo, no hay nada malo en admitirlo. No te sientas incómoda. Aléjate de la falsa modestia.

33- Sé más flexible. Puedes borrar de tu vida un buen número de problemas menores simplemente con cambiar tu actitud hacia ellos.

34- Valora tus ideas. Tus ideas son tan importantes como las de cualquiera.

35- Aprende a hacer algo que hasta ahora alguien estuviera haciendo por ti. Cuantas más cosas aprendes a hacer por ti misma, más control adquieres sobre tu vida. Aprende a ser independiente.

36- No te tomes en serio ningún tipo de competición. Tanto si ganas como si pierdes, tu valía como persona sigue siendo la misma.

37- Medita al menos durante cinco o diez minutos, cada día, y ves ampliando el tiempo poco a poco. Utiliza este espacio de tiempo para relajarte y desconectar de todo y conectar con tu YO interior.

38- Reprograma tu mente subconsciente utilizando afirmaciones positivas y repítelas mentalmente una y otra vez. Intégralas hasta que formen parte de ti.

39- Escribe en un diario, apunta en un papel, o en una pizarra, cuáles son tus metas, tus sueños y tenlo cerca de ti para que puedas echarle un vistazo en cualquier momento y mantenerte la motivación. Haz que tu subconsciente sea consciente en todo momento de qué es lo que realmente quieres y qué es lo que no quieres más en tu vida.

Suscríbete al blog para saber qué se cuece en el caldero mágico

Textos, imágenes e ilustraciones extraídos de Manual de Bruja ©, de Gloria Jerez. Reservados todos los derechos. El contenido no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente, sin el permiso previo del titular de los derechos de la propiedad intelectual.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página.