Diccionario de mancias (nombres populares) y tipos de percepción extrasensorial

Abacomancia: Adivinación mediante el examen de ábacos o tablas, con respuestas preparadas y que son escogidas por azar.
Actinomancia: Adivinación mediante examen del cambio en el brillo o irradiación de estrellas y las figuras formadas por ellas.
Acutomancia: Adivinación por objetos puntiagudos como agujas, alfileres, clavos, etc.
Aeromancia (Caomancia/Eolomancia): Adivinación por medio de la observación de fenómenos atmosféricos. Estudio de movimientos y fuerza del aire, viento y nubes. Se puede realizar contemplando los rayos solares o los halos que rodean a la Luna. También por medio de la interpretación de las lluvias.
Agalmatomancia (Ariolomancia/Idolomancia): Predicciones a través de inspección de ídolos y estatuas, basado en la inspiración que emana de ellos.
Agromancia: Adivinación basada en el examen de las tierras y los campos.
Aitomancia: Arte adivinatorio basado en la interpretacion del vuelo de las aves marinas.
Alectriomancia (Alectromancia/Alectomancia/Aletromancia): Antigua forma de adivinación por medio de un gallo.
Aleuromancia (Aluromancia): Interpretación de formas hechas al azar con harina, normalmente de trigo. Ver también Critomancia.
Alfitomancia (Arfitomancia): Adivinación en la que se pretende hacer predicciones por medio de la harina de cebada, concretamente con el pan confeccionado con ella y su digestión. 
Alomancia: Es una forma antigua de adivinación en la que el adivinador arroja cristales de sal al aire e interpreta los patrones cuando cae al suelo o viaja por el aire. Ver también Halomancia.
Amniomancia (Aminiomancia): Estudio del amnios (membrana amniótica) de un feto cuando éste nace, concretamente de los restos que cubren su cabeza.
Anagramatomancia: Adivinación según la formación de anagramas con el nombre.
Antracomancia: Adivinación que se hacía por el examen del carbón incandescente.
Antropomancia: Adivinación por medio de la inspección de las entrañas humanas, generalmente por las de un hombre sacrificado. Los egipcios observaban las vísceras de los cadáveres a embalsamar.
Apantomancia/Apatomancia: Adivinación basada en las apariciones súbitas de cosas ante los ojos del adivinador, objetos, personas o animales.
Aquileomancia: Técnica adivinatoria china que data de varios milenios antes de nuestra era y que utiliza la manipulación de tallos de aquilea o milenrama. Un gran ejemplo de Aquileomancia es el oráculo I Ching y la consulta de sus hexagramas, en el que utilizan 50 varillas de milenrama o aquilea.
Aracnomancia: Adivinación a través del estudio de las arañas o de la estela de seda que estas dejan al tejer sus telas.
Aritmomancia (Aritmología/Numeromancia) y Numerología: Procedimiento adivinatorio que se realiza por medio de la interpretación de números, estudiando sus mensajes ocultos o a través de la asignación de un valor numérico a las letras. Hay diferencia entre Numeromancia, la predicción por valores numéricos considerada precursora de la Numerología, predicción por el valor cabalístico de los nombres y fechas que pretende establecer una relación mística entre los números, los seres vivos y las fuerzas físicas o espirituales.
En los últimos tiempos se relaciona de forma confusa Aritmomancia con Aritmancia, mancia esta última inexistente en el mundo real, relacionada con la literatura mágica fantástica que nos describe la Aritmancia como una ciencia que estudia el comportamiento de la magia en la Naturaleza y que para poder interpretarla o comprenderla se usan numeros, planos, alquimia, metafísica, física y matematicas. Realmente el metodo adivinatorio de los numeros se llama Aritmomancia, Aritmología o Numeromancia, no Aritmancia. 
Armomancia: Adivinacion basada en el estudio de espalda y hombros de una persona para realizar algun tipo de adivinacion, utilizado en la Antigüedad para saber cuál era la persona indicada por «los Dioses» para ser sacrificada. 
Aruspicina: Práctica adivinatoria antigua basada en examinar las entrañas de animales, en particular los que habían sido sacrificados.
Aspalacomancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación de los agujeros que hace el topo.
Aspidomancia: Arte adivinatorio que se practica haciendo sentar a alguien sobre un escudo colocado dentro de un círculo mágico y llevándolo a trance mediante la pronunciación de conjuros.
Astragalomancia: Utilización de huesecillos marcados con letras (tabas, generalmente huesos de vértebras de animales) con fines adivinatorios, o dados, también llamada dadomancia.
Astrageromancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación de la caida de bastoncillos, palitos, de pequeñas planchitas o también de bolitas.
Astromancia: Viejo sistema de adivinación, consistente en observar los movimientos de los astros, para anticiparse a los acontecimientos del porvenir. Adivinación a través del éter, palabra proveniente del latín æthēr y esta del griego αἰθήρ aithēr, «cielo», «firmamento», a su vez conocido el éter en la India con el nombre de akasha. El akasha o ākāśa es un término sánscrito que significa «éter», «espacio» o «cielo». Tanto la Astromancia como la adivinación a través del éter son precursoras de la Astrología y Astronomía. La doctrina teosófica también ha popularizado la palabra akasha en la forma del adjetivo «akásico» (los conocidos registros akáshicos), con el cual se refiere a un archivo etéreo o astral histórico y del conocimiento, mediante el cual se puede ver, adivinar o descubrir todo hecho del pasado.
Astrología: Ciencia o arte que estudia la posición y movimiento de los astros, a través de cuya interpretación se pretende conocer el destino de las personas y pronosticar sucesos terrestres.
Augurios: Arte de adivinación que utiliza toda forma de profecía. Vaticinios realizados por un augur, sacerdote de la Antigua Roma que practicaba oficialmente la adivinación.
Austromancia (Nefelomancia/Nefomancia): Interpretación adivinatoria según la dirección y forma de las nubes, mediante el estudio de los vientos. Austromancia, concretamente, se refiere al método de adivinación que se empleaba mediante el análisis del viento del Austro que proviene de la parte sur o austral (su contraparte sería el boreal). Nefelomancia o Nefomancia hacen referencia a las formas ocasionadas en las nubes.
Axinomancia: Adivinación por medio de un hacha con la que se corta madera. Se interpretaba la trayectoria del hacha, la inclinación del mango y la profundidad del corte sobre un tronco de árbol.
Bactromancia (Batracomancia): Adivinación mediante ranas y sapos. Hay quien difiere equivocadamente, asegurando que la Bactromancia es una forma de adivinación supersticiosa por medio de varitas o ramillas de olivo, laurel, etc.
Belomancia: Originario en la antigua Babilonia, este método consistía en adivinar el futuro por medio de la observación de la trayectoria de las flechas.
Biastomancia: Arte adivinatorio basado en la utilización de la lechuza y el buho.
Bibliomancia: Sistema de adivinación que se realiza abriendo un libro al azar, e interpretando los párrafos de la página que se presenta. Antiguamente se utilizaban libros sagrados, como la Biblia.
Blefaromancia: Interpretación del movimientos de los párpados.
Bostricomancia: Interpretación de la disposición que origina el viento en los rizos de los niños pequeños.
Botanomancia: Método de adivinación que se practica con el examen de diversas hojas de plantas o vegetales, u observando el humo que producen ciertas plantas al ser quemadas).
Brecomancia: Análisis adivinatorio por la intensidad y forma de lluvia.
Brizomancia: Adivinación de hechos futuros mediante sueños. Método inspirado en Brizo, Diosa de la mitología griega, protectora de los navegantes y de los sueños. Actualmente Oniromancia.
Buzios: La tirada de los buzios o juego de las caracolas es una de las artes de adivinación de las religiones afrobrasileñas, Santería, que consiste en tirar un conjunto de 16 conchas de cauri en una mesa previamente preparada y en el análisis de la posición que adopten las conchas al caer en ella. Antes de aventar las caracolas, el adivino reza y da la bienvenida a todas las divinidades. Durante la tirada conversa con las deidades y hace preguntas. Monetaria moneta es el nombre científico del cauri, una especie de pequeño caracol de mar, un molusco gasterópodo marino de la familia Cypraeidae.
Cafedomancia (Cafetomancia/Cafemancia/Cafeomancia): Adivinación según el estudio de los sedimentos o posos del café.
Calcinomancia: Adivinación mediante la interpretación de las formas que provocan las llamas de un objeto que arde por combustión lenta.
Canalización: No es en sí un método de adivinación, sino una práctica para recibir mensajes de guías, maestros, espíritus, entidades u otros seres.
Capnomancia: Adivinación que se practica contemplando el humo que desprende un fuego o una hoguera.
Cartomancia: Arte de predecir el futuro por medio de las cartas o naipes.
Casmimancia (Casminomancia): Adivinación por la interpretación de los bostezos.
Catoptromancia (Captromancia/Cataxtromancia/Enoptromancia): Adivinación mediante los espejos. Se practica por divisamiento de la superficie, captando con ellos los rayos de la Luna o sumergiéndolos bajo el agua para leer sus reflejos.
?Causinomancia: Adivinación mediante el fuego y los objetos que no prendían o no terminaban de prender al entrar en contacto con él.
https://www.facebook.com/1579649338757824/photos/mancia-significa-adivinaci%C3%B3n-o-pr%C3%A1ctica-de-predecir-proviene-del-griego-manteia-/1837890642933691/
https://aminoapps.com/c/pagans-amino/page/blog/metodos-u-oraculos-de-artes-adivinatorias/X0Ln_4NEcgu2Z8nwV15bX5XJ7D8Xm3rvqX
Cefaleomancia (Cefalomancia/Kefalonomancia): Por la cabeza asada de los animales. Adivinación que se practicaba haciendo varias ceremonias sobre la cabeza de un asno. Común entre los Germanos y los Lombardos que, posteriormente, sustituyeron el asno por una cabra.
Ceraunioscopia: Adivinación basada en la interpretación de la forma y aspecto de los relámpagos que cruzan el cielo cuando hay tormentas, también analizan los lugares donde caen los rayos y el fuego que estos provocan.
Ceraunomancia: Adivinación por medio de la observación de las tempestades e interpretación de los rayos.
Ceromancia: Mediante la observación de las figuras que forma la cera derretida de las velas al mezclarse con el agua.
Chalcomancia: Adivinación mediante la interpretación de los tonos que se obtienen golpeando cuencos de cobre o metal. En otros lugares, aduce que era la adivinación mediante el entrechoque de bolas de cobre o latón.
Ciclomancia: Método de adivinación basado en un objeto giratorio que pueda seleccionar una respuesta escrita a la pregunta. Ejemplo: La rueda de la fortuna en las ferias, el juego de hacer girar una botella, lanzar una moneda al aire, etc.
La Ciclomancia es considerada por ciertos sectores como la adivinación por medio de ciclos. Así que, a lo que llamamos Astrología China, Maya o Azteca, realmente no son Astrologías sino Ciclomancias. En ninguna de ellas se estudian realmente los movimientos de los planetas, sólo los ciclos basados en meras fechas. Por lo tanto, cuando hablamos de Ciclomancia hacemos referencia a un tipo de magia blanca que basa sus predicciones adivinatorias en el cumplimientos de ciertos ciclos lunares y astrológicos que se cumplen cada cierto período de tiempo, ya sean lustros o décadas.
Actualmente también se considera a la Ciclomancia como el arte o la capacidad de aumentar y magnificar nuestros poderes psíquicos mediante el entrenamiento de nuestra mente. 
Cinomancia: Definida como el arte adivinatorio basado en la observación del comportamiento de los perros, de sus movimientos, aullidos y ladridos.
Clariaudiencia (audiencia clara): Capacidad que poseen algunas personas de captar los sonidos, la música y las voces que no pueden ser percibidas a través del oído normal, mensajes de otros planos y comunicación con los espíritus (mediumnidad) o guías. Es el oído psíquico. Esta capacidad, generalmente, suele presentarse de manera integrada con otras capacidades psíquicas, tales como la Clariconciencia, Clarisentencia y Clarividencia.
Clariconciencia (conciencia clara): Capacidad de saber ciertas cosas sin conocerlas de antemano y sin tener ninguna prueba o evidencia física. Las personas que tienen esta capacidad son seres intuitivos con un gran conocimiento interno de las cosas. A menudo sufren fuertes déjà vu o reciben imágenes repentinas sobre el pasado, presente o futuro, pueden saber qué van a decir otras personas antes de decirlo y pueden conversar de muchos temas sin tener una base sobre ellos, como un canalización repentina y fluída de conocimientos.
Clarisentencia (sentido o sentimiento claro/ sentir con claridad)/Clarisensibilidad/Sensitivo/a: Aquí podríamos hablar de psicometría, una forma de adivinación derivada del contacto físico con personas u objetos, o de personas empáticas, personas que conectan o captan las emociones de otros. Tienen la capacidad de sentir energías, vibraciones, dolores, sensaciones, emociones, afecciones e incluso seres que acompañan de alguna forma a las personas de alrededor. Hay varios niveles de clarisensibilidad, pero los psíquicos que poseen esta capacidad pueden llegar a oir o percibir incluso los pensamientos de otras personas, bien sea mediante el contacto físico o sin necesidad de él. Estas personas cambian de emoción dependiendo de la persona que tengan a su alrededor, la somatizan, sin conocer exactamente el porqué de esos cambios. 
Clarividencia (vista clara)/Videncia: Capacidad de percepción extrasensorial que permite a algunas personas recibir información de acontecimientos futuros o pasados, pero desconocidos por ellas mismas, obtener información de personas o lugares que no conocen o ver la dimensión espiritual. Es la facultad de ver mental o psíquicamente lo que no se percibe con la vista.
Cledonismancia/Cledomismancia: Interpretación de palabras escuchadas al azar. Consiste en la comparación fortuita entre la pregunta que preocupa al sujeto y una palabra o gesto surgido al mismo tiempo por parte de él o de otra persona del entorno.
Cleidomancia (Cledomancia): Arte de adivinar el futuro por medio de una llave, ganzúa o picaporte  suspendida en un hilo e interpretando sus oscilaciones. Es un sistema similar a la utilización del péndulo. 
Cleromancia: Método de adivinación antiquísima que se hacía por medio de los dados, piedras, hojas, habas o huesecillos. 
Cocquinomancia: Adivinación mediante cuchillos.
Codonomancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación de los sonidos de las campanas.
Coracomancia: Adivinación efectuada con la observación del vuelo o comportamiento de los cuervos
Coronomancia: Adivinación efectuada con la observación del vuelo o el comportamiento de la corneja.
Cosquinomancia: Especie de adivinación por medio de una criba, de un cedazo, o de un tamiz.
Craninomancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación de la configuración de un craneo.
Crimomancia: Adivinación de crímenes a través del movimiento de perlas dentro de una olla al fuego.
Criptoscopía: Visión de las cosas ocultas, de lo que no se puede percibir a simple vista. Se dice también que la criptoscopía ayuda a ver a través de cualquier objeto, por ejemplo, a través de una pared.
Cristalomancia (*Cromniomancia (ver Cromiomancia)): Adivinación mediante la fijación de la mirada sobre un cristal, pulido o natural o a través de las piedras preciosas. Consiste en mirar en su interior tratando de ver el futuro. Interpretación del futuro mediante una bola de cristal o un recipiente con agua.  
Critomancia/Cristomancia/Crisomancia/Cristobalomancia: Predicción por medio de harina que se derrama en el suelo, o que se introduce en un recipiente con agua, agitándola después. Adivinación por las tortas de cereal que se ofrecían en sacrificios, la harina y la cebada se esparcían sobre las victimas para poder obtener presagios.
Cromiomancia (Crommiomancia/*Cromniomancia/Croniomancia/Cebollamancia): Por extraña que pueda parecer esta práctica adivinatoria, se basa en la observación de las cebollas, su crecimiento y más concretamente en el estudio de los colores adoptados por cebollas cortadas por la mitad.
*En los últimos tiempos hay mucha confusión respecto a *Cromniomancia y Crommiomancia. Muchas fuentes afirman que el arte de adivinar mediante la bola de cristal se denomina Cromniomancia y otras que es realmente el arte de adivinar mediante la cebolla. Ya en los antiguos tratados sobre Ocultismo se especificaba claramente el significado de las dos, alternándolas indistintamente, junto con otras formas populares de denominar a esta antigua mancia (Cromiomancia (Crommiomancia/*Cromniomancia/Croniomancia), en relación a la adivinación mediante el color de dicha planta hortícola. El análisis etimológico de la raíz griega de la palabra hace referencia a color (cromo, del griego «chroma»: color; tinte), por la utilidad que tenían en pintura las combinaciones del mineral de cromo. El prefijo «cromo-, croma-» indica «color». Por lo tanto, referirse a la mancia adivinatoria que emplea la bola de cristal como Cromniomancia, no es correcto.
Cubomancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación del lanzamiento de los dados. Así mismo, podría considerarse una forma de Numerología.
Dactilomancia: Por anillos y sortijas. Adivinación mediante un anillo mágico suspendido de un hilo, a modo de péndulo, sobre una mesa redonda o tablero con el alfabeto.
Dafnomancia: Estudio de las formas del humo, del sonido y del olor procedente de hojas de laurel que se lanzan al fuego. A mayor crepitar, mejor augurio.
Dawah: Práctica adivinatoria muy extendida en el Islam, se basa en la teología simbólica de las letras, es decir, todas las relaciones que pueden existir entre las letras del alfabeto árabe, los elementos, los planetas y los signos del zodíaco. Se creía además que aquel que fuera capaz de dominar este arte, tendría gran poder.
Demoniomancia/Demonomancia: Adivinación del futuro a través de preguntas a demonios o espíritus malignos.
Dendromancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación de las formas de los arboles.
Divisamiento: Método de adivinación que consiste en mirar fijamente una superficie clara o reflectante hasta que empiezan a formarse imágenes ya sea dentro del objeto mismo o dentro de la mente del practicante.
Dominomancia: Predicción del futuro mediante el dominó.
Empiromancia: Por la observación del aspecto que ofrece el fuego mediante diversos materiales arrojados al mismo.
Encromancia/Tintomancia: Interpretación de manchas de tinta.
Engastrimancia/Engastromancia: Arte adivinatorio basado en los sonidos que produce la facultad de la ventriloquía.
Enomancia /Oinomancia: Práctica adivinatoria mediante el color, el aspecto y el sabor de los vinos. Puede realizarse de dos maneras: Sirviendo el vino en una copa y observar los reflejos, o estudiando las distintas sensaciones que provoca en las per sonas que lo beben.
Enteroscopía: Método adivinatorio que se basaba en la observación e interpretación de las entrañas de los animales ofrendados a los dioses.
Eromancia: Predicción según examen del agua en ebullición o vibraciones del agua al realizar preguntas.
Escapulomancia/Osteomancia: Adivinación a través de la inspección de los huesos del cuerpo humano.
Escarpomancia: adivinación basado en el estudio de los zapatos del consultor 
Esciamancia: Adivinación que consiste en evocar la sombra de los muertos para conocer de ellos el futuro. Se diferenciaba de la Nigromancia y de la Piscomancia en que no eran ni el alma ni el cuerpo del muerto las que aparecían, sino solo su imagen. También se define como la facultad de recibir o transmitir información por medios distintos a los conocidos, como la telepatía, la teleaudienia, la clarividencia, etc.
¿Esondilomancia/Esfondilomancia: Arte adivinatorio basado en la suerte que da el resultado de la ruleta.
Espatalamancia: Interpretación de los huesos, pieles y excrementos animales.
Espatomancia/Macranomancia/Omomancia: Estudio de las espadas y armas de filo para saber la suerte en la batalla.
Esplacnomancia: una práctica adivinatoria también sangrienta en las que el augur analiza las entrañas de una persona o animal que ha sido ofrendada a los dioses. A diferencia del practicante de la enteroscopía, el practicante de la esplacnomancia observa e interpreta a la víctima mientras aún está viva.
Esplancomancia: Mediante el examen de las vísceras de animales sacrificados.
Espondanomancia/Espodomancia: Adivinación que se practicaban entre los antiguos por medio de las cenizas de los sacrificios.
Esquiamancia/Esquimancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación de las sombras.
Estafilomancia: forma de interpretación del futuro basada en la figura que forma las semillas de uva al ser vertidas en un vaso con agua. 
Estareomancia: Práctica de adivinación mediante los cuatro elementos.
Esternomancia: Adivinación por el vientre. Se sabían los hechos futuros cuando se obligaba a un demonio o a un espíritu a hablar a través del vientre o del cuerpo de un poseído.
Estoiqueomancia/Estoiquemancia: Método que se practicaba abriendo los libros para adivinar el futuro, a través de la lectura de un libro abriendo una página al azar. Se conoce también como Bibliomancia.
Estolisomancia: Adivinación mediante la observación de los vestidos y forma de vestir del sujeto.
Extispicina: Por las entrañas.
Fabanomancia: Análisis de las formas adoptadas por habas lanzadas al azar.
Farmacomancia: Adivinación mediante el trance logrado tras la ingestión de plantas euforizantes o drogas alucinógenas sensoriales.
Felidomancia: Interpretación de sonidos y apariciones de gatos.
Filodoromancia/Filorrodomancia: Adivinación por medio del ruido de las hojas o pétalos de una rosa. Los griegos hacían chasquear en la mano una hoja de rosa y por sus resultados, juzgaban el éxito de sus amores.
Filomancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación de las figuras de las hojas de los árboles y de las formas de las plantas.
Fisiognomía: Predicción del futuro analizando los rasgos de la cara.
Floromancia: Adivinación mediante pétalos de flores.
Gamocricia: Práctica adivinatoria que involucraba las bodas y la buena o mala fortuna que tendría la pareja.
Garosmancia: Análisis de la forma de las llamas.
¿Gastromancia: Especie de adivinación que se practicaba encendiendo muchas velas, estas se ponían detrás de vasos de agua. Quien pretendía valerse de esta adivinación hacia observar la superficie de los vasos, el nombre de esta adivinación es Adivinación por el Estomago.
Gelomancia: Mediante la interpretación de la risa histérica.
Gemomancia: por las piedras preciosas.
Geneomancia: interpretación del futuro de una persona a través de las distintas circunstancias y sucesos durante su nacimiento.
Gentlíaca: análisis de las condiciones astrológicas durante el nacimiento de una persona, es un tipo de horóscopo muy rústico si se quiere entender de esta manera.
Geomancia: Adivinación por la tierra, que consiste en arrojar un puñado de polvo o tierra en el suelo o sobre una mesa para observar los sucesos futuros, por las líneas y figuras que aparecían. También consiste en la adivinación mediante el análisis de la disposición de líneas y piedras en el suelo y el estudio de las figuras geométricas que se forman en él. A su misma vez, la Geomancia es una práctica adivinatoria muy común en China que consiste en llamar aun adivino para determinar las mejores condiciones de construcción de una casa (basándose en las directrices del Feng Shui y el mapa bagua, principalmente), lo que redundará en buena fortuna para sus habitantes.
Giromancia/Gramatomancia: Adivinación a través de un círculo con letras de alfabeto, como la “Tabla Ouija”.
Glossomancia: Predicciones por estudio de la forma de la lengua.
Grafomancia: Por interpretación de la escritura, adivinación del carácter o personalidad del autor de un manuscrito.
Gramatomancia: práctica adivinatoria que consiste en realizar una pregunta y extraer letras aleatoriamente para formar palabras que se supone darán respuesta a nuestra interrogante.
Halomancia: Predicciones al observar y escuchar el lanzamiento de sal al fuego.
Hematomancia: Por la sangre.
¿Hematoscopía o Hepatoscopia: por su parte, es la práctica adivinatoria basada en la observación del hígado de las personas que eran ofrendadas a los dioses. Por el hígado de los animales.?
Hemocritia: Adivinación que interpreta la sangre.
Heteromancia o Heteromancía: Adivinación por el vuelo de las aves.
Hidromancia: Arte de predecir el porvenir por medio del agua.
Hipomancia: Método de adivinación que utilizaban los Celtas, mediante la interpretación de los sonidos, relinchos, movimientos o apariciones de caballos. 
I Ching o «libro de las mutaciones»: Libro oracular chino, adivinatorio y también moral, que por su estructura y simbología conforma un libro filosófico y cosmogónico, mediante el cual se intenta comprender cómo se generan y se producen los cambios en nuestras circunstancias y en nosotros mismos, indicándonos la dirección natural o de menor resistencia al cambio que presenta la situación en la que nos encontramos, mediante la estructura de ideas planteadas y representadas en los diferentes símbolos y hexagramas y de las relaciones que se establecen entre las mismas. Sus primeros textos se suponen escritos hacia el 1200 a. C.
Ictiomancia: Adivinación por medio de la observación del movimiento de los peces. Antiguamente, también se realizaba observando las vísceras de los peces ofrecidos en sacrificio.
Idolomancia: Uso de imágenes religiosas o místicas, con fines adivinatorios. Los vaticinios pueden llegar al consultante través de sonidos u otras señales.
Iridomancia: Análisis de la forma, color y manchas del iris. Hoy por hoy, más que como técnica adivinatoria, este método se utiliza en medicina natural para diagnosticar y establecer la salud del sujeto.
Lactomancia: Adivinación realizada a través de la observación del fermento de una cantidad de leche. Se analiza las formas que toma al solidificarse.
Lagomancia: Arte adivinatorio basado en la interpretación del aspecto y el correr de una liebre.
Lampadomancia: Adivinación por medio de la forma, color y oscilación de la luz de una vela, lámpara o antorcha.
Lebanomancia: Método adivinatorio de la Antigüedad, que se practicaba mediante el análisis de la humareda resultante tras echar ciertos perfumes sobre un brasero encendido ante el ara de la divinidad que había de presidir la ceremonia. También consiste en el análisis de una persona a través de su perfume.
Lecanomancia: Adivinación mediante el ruido de gemas lanzadas sobre láminas de oro y plata, o en copas y vasijas con agua y las figuras que formaban.
Libanomancia/Labinomancia: Método de interpretar los augurios que encierra el humo de los inciensos y sahumerios. Se observan el color, la trayectoria y las figuras que forma el humo, para revelar el futuro.
Licomancia: Por los lobos.
Lignomancia: Adivinación por medio de la llama de una lámpara, cuando una chispa salta del pabilo, se espera una noticia venida de la parte hacia donde fue la chispa.
Lincomancia/Licnomancia: Adivinación mediante la observación de las llamas de tres velas que formen un triángulo.
Literomancia: Método de adivinación que utiliza las letras del alfabeto griego.
Litomancia: Adivinación por medio de las piedras que consistía en hacer chocar muchas piedras, unos choques más o menos agudos y que anunciaban la voluntad de los dioses. También consistía en la adivinación mediante el reflejo de una vela en ciertas piedras preciosas.
Logaritmancia: Método de adivinación matemático, que se vale de la interpretación del cálculo de un logaritmo determinado.
Macaromancia: Mediante espadas, dagas y cuchillos.
Margaritomancia: Predicción mediante perlas. Una perla era colocada en un fogón cerca del fuego y se cubría con un vaso puesto bocabajo, a continuación se pronunciaban los nombres de quienes se sospechaba que habían robado algo. En el momento en que se decía el nombre del ladrón, la perla daba un salto hacia arriba rompiendo el fondo del vaso para salir, descubriendo así al culpable.
Mediumnidad: Capacidad de comunicarse con los espíritus o guías.
Melanomancia: Interpretación de las manchas, verrugas y lunares.
Melomancia: adivinación Mediante manzanas.
Metapomancia o Metoposcopia: Mediante las líneas de la frente de una persona.
Meteoromancia: Por lo meteoros.
Metopomancia: Predicción del futuro de una persona, por medio de la interpretación del significado de las arrugas y líneas de su rostro.
Metoposcopia: 
Miomancia: Mediante los sonidos, acciones o apariciones de roedores pequeños.
Molibdomancia: Por plomo fundido. 
Necromancia: Arte de evocar personas o animales muertos y de adivinar el futuro por la inspección de los cadáveres.
Nefelomancia/Nefomancia: Mediante el movimiento y la forma de las nubes.
Nequiomancia: Por los cadáveres y sus osamentas.
Nicterimancia: Por el vuelo de los murciélagos.
Oculomancia: Adivinación examinando el modo de volver o de mover los ojos.
Ofiomancia/Ofidiomancia/Ofeomancia: Consistía en interpretar el provenir observando el color y los movimientos de las serpientes.
Oinomancia/Oenomancia: Sistema de adivinación en el cual se observa la superficie de una copa de vino. También se tomaba en cuenta el color, el sabor y el olor de los vinos, como cualidades capaces de revelar el porvenir.
Ololignomancia/Ololigmancia/Oliomancia: Adivinación proporcionada por los aullidos y ladridos de los perros.
Omomancia: Adivinación por medio de las espadas.
Onfalomancia: Examen del ombligo para predecir el futuro.
Onicomancia: Adivinación mediante el reflejo del sol en las uñas.
Oniomancia: Se adivina el futuro observando las uñas de manos y pies de la persona.
Oniromancia: Interpretación de los sueños.
Onomancia/Onomatomancia/Onotomancia: Por medio del análisis de los nombres de personas.
Oomancia/Ovomancia/Ooscopia: Adivinar el porvenir observando el contenido de los huevos de distintas aves. A menudo, se efectúa derramando la yema del huevo en un recipiente con agua.
Ornitomancia: Por el vuelo, canto y graznido de las aves.
Osteomancia: Interpretación de huesos lanzados al azar.
Ostracomancia: Por las conchas.
Palomancia: Con varitas preparadas.
Papiromancia: Por el papel.
Partenomancia: Método de adivinación que se utilizaba para saber si era virgen una doncella. Se media con un hilo su cuello, volvían a medirlo de nuevo y si esta vez se encontraba más grueso era señal de que había perdido la virginidad.
¿Pegomancia/Pegromancia: Adivinación por los manantiales, se practicaba arrojando cierto número de piedras en el agua y se observaban los movimientos de esta.
Péndulo: Véase *Rabdomancia/Radiestesia.
Peroneomancia: Por el peroné de un cordero.
Petchimancia: Adivinación por los cepillos. Cuando a un vestido no se le podía quitar el polvo, era señal de que iba a llover.
Petromancia: Por las rocas.
?Pesomancia:
Piromancia: Que agrupa la capnomancia y la piroscopia. Este es un término general, que se usa para definir todas las técnicas de adivinación que se realizan observando las llamas del fuego. Los procedimientos pirománticos varían según el objeto que se incinera (se puede quemar papel, madera, telas, etc.).
?Piroscopia:
Pisomancia: observación de formas adoptadas al lanzar guisantes secos.
Podomancia/Cartopedia: Mediante el estudio de las plantas de los pies.
Potanomancia: Por los ríos.
Presagio: Fenómeno de signo profético que sirve para adivinar el futuro, y que a menudo hace referencia al advenimiento de un cambio. También llamado augurio, como los realizados por los augures en la Antigua Roma.
Queloniomancia: Por las conchas de tortuga puestas al fuego.
Quirognomía: Por medio del estudio de las lineas y la forma de la mano.
Quiromancia: Por el estudio de las líneas de la mano.
*Rabdomancia/Radiestesia: Método adivinatorio a través de una varita, palo adivinatorio o péndulo.
Ragalomancia: Por botones dorados, dados, ?tablas, etc.
Rapsodomancia: Método derivado de la bibliomancia, en el cual se utilizan libros de poesía en lugar de textos sagrados para adivinar el porvenir.
Runomancia: Adivinación mediante el lanzamiento de runas.
Sauromancia: Por lagartos.
?SENTIDO AÚRICO. Hace referencia a la percepción que tenemos del halo magnético que rodea o empaña todos los objetos, seres y emociones. Hay quien tiene más facilidad para captar esas auras, a pesar de no verlas. Aplicada a personas, el aura nos permite discernir entre una persona que nos inspira confianza y simpatía de otra que nos suscita justo todo lo contrario. Una aura positiva equivale a carisma, «duende» y muchas veces genialidad.
Seismomancia: Por los terremotos.
Selenomancia: Mediante las fases y el aspecto de la luna.
Sicomancia: Mediante el secado de hojas de higuera.
?Sideromancia: Mediante las formas que adopta la paja seca al ser vertida en hierro caliente. Por el hierro.?
Soromancia: Por los féretros.
Tabacomancia: Adivinación por medio del humo y de las cenizas del tabaco o cigarro.
Talasomancia: Por el movimiento de las ola del mar.
Taseomancia (Taseografía o Tasomancia): En la que estarían incluidas la Cafetomancia (adivinación mediante los posos en la taza de café), Teomancia (adivinación mediante los posos en la taza de té) y Vinomancia (adivinación mediante el sedimento residual en la copa). Nombre general que reciben las dos practicas que se realizan observando los restos que quedan en una taza de café (Cafeomancia) o de té (Teomancia), después de que el consultante haya bebido la infusión.
?Teframancia: Por las cenizas. práctica que se basa en la observación de las figuras que formaban las cenizas de las víctimas que eran ofrecidas a los dioses.?
Telepatía: La mente actúa como una radio capaz de transmitir y captar información. Hay quien será mejor transmitiendo que recibiendo y viceversa. La telepatía es eficaz entre personas muy próximas, que se conocen a la perfección y que no suelen tener interferencias en su intercambio magnético de información y sensaciones.
Teomancia: adivinación basada en nombrar cada uno de los atributos de Dios.
Teratomancia: Por los prodigios y los monstruo.
Tintomancia: Por las manchas de tinta.
Tiromancia: Mediante la coagulación del queso. Predicción del futuro a través de los movimientos de los gusanos de los quesos o de la forma de coagularse los quesos.
Transataumancia o Transtaumancia: Predicciones según acontecimientos vistos por casualidad (fortuitos) o noticias oídas accidentalmente.
Traumatomancia: Por las heridas.
Uranomancia: Por el aspecto del cielo.
Uromancia: mediante el examen de la orina.
Videncia: Conjunto de capacidades que poseen algunas personas, tales como la Clariaudiencia (el oído psíquico), Clariconciencia (conciencia clara), Clarisentencia (sentido o sentimiento claro/ sentir con claridad)/Clarisensibilidad/Sensitivo/a y Clarividencia (vista clara)/Videncia.
Vitreomancia: Por la arena.
Xilomancia: mediante la interpretación de ramas caídas de los árboles o de las posiciones de los troncos al arder en una hoguera.
Zoomancia: Por el apetito de los animales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página.