*Ritual y Oración del Justo Juez

Ritual y Oración del Justo Juez, también llamado de la Santa Camisa o de la Santa Túnica

Aleja enemigos. Pide justicia. Especialmente indicado para proteger a las mujeres y a sus hijos

Como imagino y como suele suceder habitualmente en muchas separaciones, las intenciones de alguna de las partes, familiares incluidos, no es procurar lo mejor a los niños, sino por el contrario dañar, destruir y hundir al contrario.

Los pagos se los dejaremos a la justicia divina o a la ley del Karma, causa y efecto, pero la protección energética si podemos buscarla.

Te aconsejo, si tu separación o divorcio se ha convertido en un infierno, que empieces a utilizar Ruda, Aleja Enemigos, Despojos y Contra Envidias desde por la mañana a por la noche, en ti, en tus hijos y en tu casa, en jabón, en esencia, en aceite o como prefieras. Los tienes disponibles en mi página web como sabes.

Y a los niños también, cuando les bañes, échales en el agua pétalos o flores blancas, para limpiarles.

Aquí te dejo el Ritual y la Oración para este tipo de casos:

Ingredientes:

5 velas rosas / 1 Aceite o esencia de propósito Desatrancadera / 1 Polvo Desatrancadera

Encender una vela rosa cada día, así durante cinco días, ungidas con aceite o esencia de propósito Desatrancadera y espolvoreadas con el polvo Desatrancadera.

Por cada vela que enciendas tienes que recitar esta oración:

Que la Santa compañía de Dios y el manto de su madre Santa María me acompañen, me cobijen, de peligros me defiendan y de todos los espíritus bautizados y sin bautizar me libren. 

Cristo rey, Señor y justo hijo de Santa María Virgen, nacido en solemne día, que no pueda yo ser muerto ni mal querido.

Ojos tengan y no me vean, manos tengan y no me toquen, hierro y no me hieran, nudos y no me aten. 

Diós padre le dijo a Libón, que con 3 nueces no puedan hacerme daño, ni a mí, ni a mis hijos ni a ninguna persona que la trajera consigo.

Amén, Jesús, María y José.

Santa María piadosa, madre de nuestro Señor Jesucristo, ablándale el corazón a mis enemigos, que ojos tengan y no me vean, pies y no me cojan, manos y no me toquen, hierro y no me hiera, nudos no me aten, por las 3 espadas de San Julián y por la espada de San Miguel sean vencidos, con la leche de la Virgen sean rociados y en el Santo Sepulcro sean sepultados.

Amén, Jesús, María y José.

Nuestro Señor Jesucristo, esta es la oración de la Santa Camisa, la del hijo de Dios vivo, la que me pongo en contra de mis enemigos.

Ojos tengan y no me vean, pies y no me alcancen, manos y no me toquen, hierro y no me hiera, nudos y no me aten, por las 3 coronas del Patriarca San Abraham aquí ofrezco esta oración en unión de mi persona, que vengan mis enemigos tan mansos a mi como nuestro Señor Jesucristo a la cruz.

San Ildefonso bendito, confesor de nuestro Señor Jesucristo que bendeciste la hostia y el cáliz en el Altar Mayor, bendice mi casa, mi cama, mi cuerpo y todo a mi alrededor.

Líbrame de brujos, hechiceros y personas de malignas intenciones.

Con 3 te mido, con 3 te parto, con la gracia de Dios y el Espíritu Santo.

Amén, Jesús, María y José.

Una vez realizado el ritual, acostúmbrate a decir la oración, a ser posible cada noche.

Textos, imágenes e ilustraciones extraídos de Manual de Bruja ©, de Gloria Jerez. Reservados todos los derechos. El contenido no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente, sin el permiso previo del titular de los derechos de la propiedad intelectual.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No puedes copiar el contenido de esta página.